TODOS POR UNA VIDA, TODOS POR EL CORAZÓN DE PAULA

Paula tiene 7 años y necesita una cirugía para que su corazón no deje de latir.

Kike, que significa chicle, es la única palabra que dice Paula. Esta es su forma de saludar a todos quienes llegan a su casa debido que, aunque tiene 7 años, Paula no habla. La niña nació con Síndrome de Robinow, una condición genética que, además de afectar sus extremidades y generar anomalías en su cabeza y rostro, también afectó su corazón. Paula nació con una malformación cardiaca que se conoce como Comunicación Interauricular (CIA) y necesita una cirugía de corazón abierto para reparar esta falla y así salvar su vida.

A pesar de su condición médica, su mamá la describe como una niña cariñosa e hiperactiva. Paula es la segunda de tres hermanas; su hermana mayor – Nury- tiene 15 años y actualmente está estudiando en un colegio técnico; mientras que Nasly, de 1 año, nació con el Síndrome de Dandy Walker, una malformación cerebral. Es por esto que Gabriela debió renunciar a su trabajo y quedarse en casa, ubicada en Atucucho – al norte de Quito- para cuidar a sus dos pequeñas hijas, y es su madre – la abuela de las niñas- quien la ayuda a cubrir los gastos básicos de la casa.

¿Por qué Paula necesita una cirugía? La Comunicación Interauricular – o CIA- es un defecto del tabique auricular que se presenta con un agujero entre las cavidades cardiacas superiores y que provoca que se incremente la cantidad de sangre que fluye por los pulmones.

Cuando el defecto es pequeño, podría nunca causar un problema, o inclusive cerrarse durante la infancia o la primera infancia. En el caso de Paula, ella tiene una CIA amplia, muy grande, por lo que la funcionalidad de su corazón y pulmones está en riesgo. Una cirugía puede marcar la diferencia para reparar este defecto y permitirle a Paula vivir una vida plena.

Debido a que la falla se encuentra dentro de la estructura del corazón, Paula necesita una cirugía de corazón abierto. Esto significa que, para realizar la cirugía, se debe detener el corazón de la niña para reparar la falla y, mientras esto pasa, la paciente es conectada a una máquina de circulación extracorpórea, que también se denomina máquina de derivación cardiopulmonar, la cual asume las funciones del corazón, encargándose de la acción de bombeo y oxigenando la sangre.  Este tipo de cirugías podrían costar alrededor de $16.000, pero es un valor que puede variar según la reacción del paciente, su tiempo de recupercion, medicinas, insumos necesarios, entre otros factores médicos.

Todos por una Vida, Todos por Paula.

Con el apoyo de Fundación Metrofraternidad, y en alianza con el Hospital Metropolitano y su Cuerpo Médico, se ha logrado cubrir los costos necesarios para hospitalización, exámenes y honorarios del equipo médico; sin embargo, esto no es suficiente y se necesitan recaudar al menos $6000 para financiar completamente la cirugía. 

Metrofraternidad ha puesto a disposición varios canales para que las personas que así lo deseen, puedan hacer sus donaciones:

  • Página web: www.Metrofraternidad.org/Dona-salud
  • Transferencia directa a las cuentas deFundación Metrofraternidad (RUC. 1790850234001) en Banco del Pacífico, Cta. Cte. 5175957 o Banco de Pichincha, Cta. Cte. 3063270104.

El 100% de las donaciones recibidas serán destinadas a este caso, por lo que es importante colocar en la referencia que el apoyo es para Paula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *