¿Cómo evitar una avería de tu vehículo en este feriado?

Se aproxima una de las festividades y tradiciones más conmemoradas en el país. El feriado denoviembre motiva a gran parte de la población a aprovechar los días de asueto para
desplazarse, muchas veces en sus vehículos particulares, a distintos rincones del Ecuador.

Es común que las familias elijan destinos como la serranía o las playas más exóticas, para
desconectarse de sus labores cotidianas y compartir junto a sus seres queridos.
Ante la proximidad de este feriado, y para contribuir a precautelar la vida de los viajeros, Felipe Jiménez, Director de Operación Directa y Tiendas de Terpel Ecuador, pone a disposición de los ciudadanos 3 pasos fundamentales para prevenir averías en sus automóviles durante sus recorridos.

  1. Realizar mantenimientos periódicos
    Es de suma importancia que el vehículo pueda contar con un mantenimiento periódico, en el que técnicos especializados se aseguren de que todos los sistemas funcionen de manera óptima. Esto no solo evitará riesgos al momento de conducir, sino que también evitará que el auto consuma recursos de manera ineficiente, afectando la economía del usuario.
  2. Revisar los sistemas previo a emprender el viaje
    Luego de haber realizado los mantenimientos preventivos periódicamente, y de tanquear el automotor con el combustible adecuado según las especificaciones del fabricante, horas previas a emprender un viaje se recomienda realizar la revisión de los sistemas más relevantes en el vehículo. Algunos ejemplos son la verificación de los líquidos (aceite, refrigerante, agua), el estado de los frenos, y el nivel de aire en los neumáticos. “Esta revisión debería efectuarse en talleres de confianza, como los de la red de Mobil a nivel nacional”, aconseja el vocero de Terpel.
  3. Contar con elementos que contribuyan a una mayor seguridad
    Para asegurar una comunicación constante, se sugiere tener disponible un teléfono celular con batería completamente cargada y, de ser posible, con un buen sistema de GPS. Además, el conductor del vehículo debe asegurarse de contar con un equipo completo de herramientas y un kit de seguridad, que incluya un neumático de repuesto, triángulos de seguridad, chalecos reflectivos, linterna con baterías, extintor, botiquín de primeros auxilios, recipiente para combustible, entre otros.
  4. ¿Y si sufro algún percance imprevisto?
    Si se llega a sufrir un desperfecto mecánico en la carretera, el especialista de Terpel aconseja y seguir los siguientes pasos:

● Identificar un lugar seguro: Lo primero que el conductor debe procurar, además de

mantener la calma, es identificar el lugar más seguro posible. En caso de que los fallos
mecánicos no lo impidan, lo más recomendable es avanzar hasta la estación de servicio
(EDS) más cercana, a fin de contar con el respaldo, el personal y las herramientas
necesarias para atender la emergencia. “Nuestra amplia red de EDS a nivel nacional,
por ejemplo está disponible para los ciudadanos en las principales carreteras del país;
en ellas encontrarán un portafolio completo de productos y servicios para ayudar en
este tipo de situaciones, además de ser lugares seguros para esperar el auxilio
respectivo”, resalta el representante de Terpel. En caso de no tener una EDS cerca, y
que el vehículo tenga que detenerse de inmediato, el conductor debe intentar
estacionarse fuera de la calzada, o al menos tratar de alejarse de las zonas de baja
visibilidad como curvas o desniveles.
● Encender las luces de alerta: Sin importar dónde logra ser estacionado el vehículo, la
primera señal de alerta que debe encenderse, por seguridad de sus ocupantes y de los
demás autos que transitan la vía, son las luces de emergencia. “Estas permitirán que
quienes se encuentren a los alrededores, sepan que el vehículo se encuentra detenido
por algún tipo de contratiempo, evitando una posible colisión. Mientras más llamativas
puedan ser las luces, mucho mejor”, afirma el experto de Terpel.
● Desocupar el vehículo e incrementar la señalización: Tan pronto como sea posible, los
ocupantes deben bajarse del auto, desde el lado contrario al tránsito vehicular. Esta
regla debe seguirse sobre todo si el automóvil queda estacionado muy cerca a la vía,
donde existe posibilidad de sufrir colisiones que pongan en riesgo la vida de los
individuos. Adicionalmente, Jiménez sugiere hacer uso de los triángulos de emergencia,
un elemento de seguridad que por reglamento, debe constar permanentemente
dentro de las herramientas de auxilio vial. “Los triángulos de seguridad son señales
luminosas que pueden ubicarse encima, delante y detrás del vehículo averiado, para
incrementar la visibilidad del mismo, procurando de que los demás conductores
identifiquen el auto estacionado con la suficiente anticipación como para realizar, de
ser necesario, una maniobra evasiva”, asegura.
● Solicitar asistencia: En la actualidad existen un sinnúmero de servicios de asistencia
para incidentes mecánicos en corredores viales, como los provistos por las EDS de la
zona, las aseguradoras vehiculares, las grúas consideradas dentro del fee de las tarjetas
de crédito, y los servicios públicos como el ECU911. Sin importar cuál sea el recurso de
su preferencia, es importante alertar a tiempo del suceso, indicando de la manera más
detallada posible la ubicación y las condiciones del incidente, a fin de poder recibir de
manera oportuna la ayuda correspondiente. Como soporte adicional, se recomienda
que el conductor envíe su ubicación a familiares o personas de su confianza, con la
intención de contar con un respaldo extra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *